Una ecuación que conspira contra la rentabilidad del sector

10/11/2017

"El actual tipo de cambio y las tasas de interés del sistema están conspirando contra la rentabilidad de los sectores productivos", expresó en el marco de Expo Inversiones el economista Carlos Seggiaro y agregó que se pueden estar generando muy buenos negocios financieros en el mercado de capitales, pero hay muchas cadenas de valor en nuestro país que no se pueden sostener con la ecuación actual.

Ver también: Anticipan un 2018 con final abierto para el campo argentino

En este sentido, Seggiaro considera que el Gobierno argentino tiene que modificar de cara al 2018 parcialmente la política económica: "Creo que tiene que empezar un reacomodamiento del tipo de cambio". De igual manera, teniendo en cuenta el impacto que podría tener sobre la inflación, esto no parece ser un cambio que se vaya a ver en lo inmediato.

"De aquí a fin de año tiene que intentar que la tasa de inflación no suba demasiado", comentó Seggiaro y explicó que si se llega a superar el 23% anual se disparan todas las clausulas gatillo de muchos de los convenios colectivos. "El Banco Central tiene que jugar todas sus fichas para evitar que eso ocurra".

Esto significa que va a seguir sosteniendo tasas de interés altas en términos de las Lebacs, lo que deriva en un valor del dólar bastante planchado. Es por ello que de no cambiar esta política el año próximo, algunos sectores podrían comenzar a tener algunos problemas.

Durante la presentación en el marco del encuentro organizado por Rosario Finanzas, el economista mostró como el balance comercial de la argentina siempre da saltos muy positivos cuando la Argentina está en recesión producto de menores importaciones, algo que no se esta cumpliendo actualmente: "Este año estamos viendo una economía que recién está saliendo de la recesión y sin embargo tiene déficit comercial, lo que rompe con una lógica del comportamiento comercial de 50 años". "Lo que está distorsionando la lógica normal es el atraso cambiario", agregó.

Seggiaro considera que en el sector hay que mirar a cada eslabón por separado, con una mirada sobre las cadenas ligadas a las exportaciones distinta a las que se enfocan en el mercado interno.

"Si vamos a un proceso devaluatorio que sea mayor a la tasa de inflación puede ser favorable para un productor agrícola, con ingresos que suben más que los costos. Ahora para un productor porcino la ecuación es inversa, sus costos van a subir más que el kilo vivo", explicó.

RIESGOS MACRO

Por otro lado, el economista Luis Secco advirtió que todavía la macro no esta estabilizada: "Hay algunos riesgos financieros, monetarios, fiscales y del sector externo que va a haber que administrar".

"Nos preocupa la combinación de déficit fiscal y déficit externo con tipo de cambio atrasado", comentó y explicó que cuando se combinan estas tres variables se generan expectativas de corrección. "El Gobierno tiene que honrar un poco la idea de que vamos a trabajar las cuestiones pendientes y consolidar la macro", agregó.

Por último, Secco destacó al sector agropecuario y de la construcción como actores fundamentales para la reactivación de la actividad y vaticinó que una vez corregidos los desajustes de la macro las inversiones comenzarán a llegar al país con los agronegocios como uno de los principales sectores para captar capitales.

Por Nicolás Degano Agrofy News