No se detuvo la faena durante la primera parte del año

06/07/2020

La industria frigorífica ha logrado adaptarse muy rápidamente a los nuevos protocolos de trabajo impuestos por el Covid-19 pero también el productor ganadero lo ha hecho, reaccionando a las distintas señales que fue dando el mercado. Desde fines del año pasado, la paralización de las compras chinas obligó al productor a replantear súbitamente el negocio de la vaca que para muchos se había convertido en la caja de emergencia, ante del complejo escenario que atravesaba la economía local.

Seguidamente, el derrumbe de la demanda europea a causa del coronavirus, ha llevado a aquellos productores de novillos pesados a acortar los ciclos de engorde y volcar esa oferta al consumo doméstico, en un movimiento puramente táctico ante un cambio no esperado en las condiciones de mercado. En definitiva, la gran adaptabilidad que presenta nuestro sector, a diferencia de otros grandes productores de carne a nivel mundial, ha permitido sostener un nivel de faena muy firme, que incluso llega a superar los niveles registrados el año previo.

Ver: Exportaciones de carne siguen en aumento, pero los precios retroceden

Con 1.208 mil cabezas faenadas durante el mes de junio, el primer semestre de 2020 acumula un total de 6.840 mil animales, superando en un 5,6% la faena registrada de enero a junio del año pasado (6.475 mil cabezas). En términos de nivel de extracción (faena total sobre stock declarado al 31 de diciembre), el acumulado de enero a junio de este año se ubica en un 12,6%, solo superado por el 14,1% registrado durante el primer semestre del 2009, año en el que se iniciaba una fuerte liquidación del rodeo nacional. 

A diferencia de aquel año en el que tanto machos como hembras vieron crecer fuertemente su faena, en estos seis primeros meses del año se observa un importante crecimiento en machos y una leve caída en hembras. En términos absolutos, de enero a junio de este año se faenaron 3.599 mil machos, un 11,4% más (+368 mil animales) que en igual período del año pasado mientras que la faena de hembras alcanzó las 3.241 mil cabezas, un -0,1% menos que en 2019.

Por Rosgan