El precio fue el tema controversial en el encuentro lechero con Macri

03/08/2018

Convocada hace dos semanas, se llevó a cabo este mediodía la tercera cita entre el presidente de la Nación, Mauricio Macri  y la Mesa de Competitividad Lechera, en el marco de esta política de acercar a las cadenas productivas con el responsable de todas las decisiones.

Si bien hubo en el último mes marchas y contramarchas respecto a este encuentro, fue a partir de las 11:30 en la Casa Rosada que una amplia reunión repasó varios aspectos de la realidad lechera, aunque eludiendo el problema principal y más urgente del valor de la materia prima, en concreto.

Encabezando la mesa Macri estuvo acompañado por el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, parte de su gabinete, los representantes de provincias lecheras, el INTA, la FunPel, gente de AFIP, el titular del Banco Nación, Javier González Fraga, entre tantos otros, para desarrollar un encuentro de algo más de una hora.

Con oradores específicos para las temáticas generales de coyuntura, mercados, transparencia e  infraestructura y tecnología el encuentro fue positivo por darse, según los presentes y ya se sabe que volverán a encontrar al primer mandatario en el mes de diciembre, cuando la primavera prometedora arroje variables más positivas.

Sobre el tópico infraestructura no hubo avances, porque con los 12 mil kilómetros de caminos rurales relevados a comienzo de año, sin fondos para arreglarlos no se definió nada en concreto, incluso el pedido de contar con 4G para mejorar la conectividad en los tambos, entremezclados con obras hidráulicas, que hicieron algo confuso el tema.

En la palabra de Miguel Paulón se pidió un “mayor énfasis y un efectivo control de la evasión fiscal”, para poder avanzar en la mejora de las condiciones de exportación para lo cual se debe “trabajar en aspectos higiénico sanitarios y arancelarios, para poder mejorar la eficiencia en las ventas externas, en los costos laborales y logísticos”, explicó el presidente del Centro de la Industria Lechera a Agrofy News, aludiendo a los recortes en los principales mercados argentinos hacia Angola y Brasil, hecho que va más allá del bajo valor internacional del producto, e incluso de las condiciones de la devaluación local.

La presencia del responsable del Banco Nación sirvió para confirmar líneas de crédito disponibles, pero con las tasas altas vigentes, además de un crédito para micropymes de hasta 2,5 millones de pesos, a siete años sin subsidio, hecho que debería negociarse a través del Ministerio.

Desde AFIP confirmaron que las intimaciones que están llegando a productores o industrias por deuda tendrán diferimiento de 30 a 60 días y del mismo modo se le dará tratamiento a créditos preadquiridos.

“Lo que le remarqué al Presidente es que la presión impositiva es mucha para las pymes” comentó a la salida del encuentro Pablo Villano, el titular de Apymel que agregó el reclamo por la deuda vigente del Estado con las empresas por compras de leche social o para organismos, que asciende a unos 300 millones de pesos.

Con una coyuntura intensa e intentando dar respuesta a la necesidad de actualizar a la cadena, se anunció la decisión de bajar de la tasa de importación de insumos o equipamiento para tambos o industrias del 14 al dos por ciento.

El conflicto

Pero la producción no se mostró en agrado por no haber podido conseguir una respuesta inmediata sobre una mejora en el valor de la materia prima.

Si bien Dardo Chiesa habló de poder generar un sistema de institucionalización del mercado, faltó un paso más. “Es increíble tener una reunión con el Presidente y no poder nombrarle los problemas del precio”, sostuvo Martín Parony de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, sobre lo cual acordó Mariela Agüero de Federación Agraria Argentina, que no le podrá devolver respuestas sobre el tema a sus representados.

Fue el propio Mauricio Macri el que remarcó que ya teniendo en frente a un gremio “más tranquilo”, es momento de trasladarle una mejora en los valores a los tamberos. Sobre este tema, los industriales que no pudieron cerrar una paritaria menor este año tal como se los había pedido el Presidente en noviembre pasado, entienden que se necesita seguir trabajando en la baja de costos laborales para tener una mayor comodidad.

El mandatario también consultó por la baja en el consumo interno que cayó tres puntos porcentuales, pegando de lleno en las pymes, por los valores de los quesos que son su principal producto.

De todas maneras el valor de la leche de julio por litro estará en los 7,25 en promedio (habrá muchas por debajo partiendo del registro de 6,75 de junio) según el anuncio del CIL, “con un gran esfuerzo hecho en los últimos dos meses”, dijo Paulón a lo cual las pymes “van a seguir acompañando”. El reclamo igual está firme, porque el costo en el tambo está disparado y no se alcanza con estos ajustes. Para muchos productores seguir esperando no es posible y la primavera les parece un plazo demasiado largo como meta.

Por Elida Thiery | Agrofy News